Por qué ómicron es tan contagiosa y cómo esta ola masiva de contagios puede ser positivo en la pandemia

Archivo - Covid-19, Omicrón. - RAFMASTER/ISTOCK - ARCHIVO

    MADRID, 20 (EDIZIONES)

   Los casos de contagio de COVID-19 están aumentando de manera continua. No hay nadie en España que a su alrededor no conozca a un contagiado, y cada vez son menos los que se libran de la infección. Aunque todavía todo son datos preliminares, los expertos creen que la capacidad de transmisibilidad de ómicron es altísima, y así se está demostrando en las cifras de contagios.

   Preguntamos en Infosalus a varios expertos, entre ellos a Gabriel Reina, especialista en Microbiología y Parasitología de Clínica Universidad de Navarra. Según explica, ómicron es una variante muy diferente a las previas, con un grueso muy notable de mutaciones, frente a las anteriores que apenas presentaban pequeños cambios en su genoma. Esto favorecería, entre otros puntos, su capacidad infectiva.

   El también miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) recuerda de hecho que los virus en general van cambiando poco a poco y en su evolución van surgiendo nuevas variantes que pueden cambiar su virulencia o capacidad de contagio.

   "Cuando un virus se adapta más al humano lo normal es que gane en capacidad de contagio y se reduzca su virulencia. Si es al contario, como pasa con el ébola, que tiene más capacidad de dañar y menos de transmitirse, lo normal es que termine con la desaparición del virus circulando en la población porque no se puede transmitir de forma eficiente", señala.

   Entonces, este experto sostiene que un virus que pierde virulencia y gana capacidad de contagio provocará brotes más numerosos y permanecerá en circulación, que es lo que está pasando con esta última variante de ómicron, ya hegemónica en España.

   "Ómicron tiene una gran cantidad de mutaciones en el genoma que facilitan su transmisión, y una virulencia inferior. Normalmente es una evolución natural en los virus. Van cambiando poco a poco, con pequeños cambios en su genoma, y en algunos casos generan virus que, si no tienen capacidad de multiplicarse, por muy virulentos o resistentes a efectos de las vacunas que sean, no progresarán infectando y se van a perder, desaparecerán; mientras que el virus que tiene capacidad, sobre todo de multiplicación, permanecerá en circulación", aclara.

   En otra entrevista con Infosalus, el especialista en genética de poblaciones y evolución de microorganismos e investigador de FISABIO, Fernando González-Candelas indica que la variante ómicron coincide con el científico anterior en que esta variante es tan contagiosa porque acumula un número muy importante de mutaciones que afectan directamente a la interacción del virus con los receptores celulares.

   "Parece que tiene una mayor afinidad por los receptores localizados en las células de las vías respiratorias altas y tienen una menor afinidad para los de las vías respiratorias bajas y otros órganos del cuerpo, a diferencia de variantes anteriores. Esta combinación se traduce en una mayor capacidad de transmisión, pero en una menor capacidad de dispersión o de infección sistémica posterior. No es que no la tenga sino que esta es menor con las que comparamos habitualmente, la original de Wuhan, o las otras que se han ido extendiendo con preocupación a lo largo de la pandemia", apunta.

   LOS VACUNADOS TIENEN MEJOR PRONÓSTICO

   Dice González-Candelas que también es posible que haya una menor afinidad por algunos anticuerpos, lo que explicaría la infección en las personas con la pauta de vacunación completa. "Sabemos que en las personas vacunadas infectadas por ómicron tienen un mejor pronóstico que las que no vacunadas e infectadas con ómicron en cuanto al desarrollo de síntomas graves", agrega, recordando que la UCI sobre todo hay personas no vacunadas.

   La doctora Esther Calbo es profesora del Grado en Medicina de UIC Barcelona y responsable de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y directora del ámbito asistencia médico del Hospital Universitario Mútua de Terrassa. Sigue la misma línea mantenida por los anteriores y explica a Infosalus que la capacidad de contagiar de ómicron previsiblemente esté relacionada con las múltiples mutaciones que ha acumulado y que la hacen "especialmente eficaz" a la hora de adherirse al epitelio respiratorio y de alcanzar a un mayor número de contactos. "Objetivamente lo que vemos es que un caso es capaz de provocar un mayor número de casos secundarios con variante", precisa.

   Insiste en que este virus se transmite rápidamente, lo hace en nuestro mundo occidental a una población masivamente inmunizada gracias a la vacunación, y esto ha logrado que las formas de presentación sean más leves, "lo que se traduce en que menos del 1% ingresan en el hospital".

   Aún así, dice que en números absolutos la cantidad de pacientes que ingresan es "altísima" y lo suficiente para saturar el sistema sanitario hospitalario, aunque lamenta que el de Atención Primaria lleve semanas colapsado. "Probablemente no debemos hacer una atención tan intensiva de los diagnósticos leves, con cuadros banales de vías respiratorias altas que no merecen atención médica, sino cuarentena para evitar transmisión y para evitar que esto persista tan vivo como está ahora", agrega.

   EN EL FUTURO PUEDE QUE HAYA OLAS CON MENOS INFECTADOS

   Por otro lado, Gabriel Reina, microbiólogo de Clínica Universidad de Navarra, recuerda las predicciones de la OMS de que la mitad de la población europea se contagiará en estas semanas de la ómicron. En este sentido, valora que el contagio masivo como está ocurriendo de COVID "puede ser positivo" para el devenir de la pandemia": "Si ese contacto se produce estando vacunado el cuadro será más leve y las cifras de mortalidad no tendrán nada que ver con los momentos iniciales de la pandemia. (...) En una población ampliamente vacunada, que se produzca este contagio masivo, probablemente permita que las futuras variantes que surjan sean ya olas con menores infectados".

   Según argumenta también, a medida que el virus está en más contacto con la población tenemos ya una inmunidad de base, no solo los anticuerpos, sino también la inmunidad celular que en un segundo contacto con el virus hará que el cuadro sea más leve. "Seguramente las nuevas variantes que puedan surgir podrán producir infección porque puedan escapar a la inmunidad previa, pero en cuanto a virulencia y transmisión pues seguramente sea parecido a estas variantes", apostilla el experto en Microbiología.

   Aun así, el doctor Reina advierte de que el número de infectados ha crecido de forma exponencial y se está viendo ya una situación crítica en los hospitales. Además, esta multiplicación del virus permite que surjan nuevas variantes, según alerta, y por eso incide en la importancia de abordar de forma global la vacunación, también en los países en vías de desarrollo, donde pueden surgir nuevas variantes en el futuro. "En la medida en la que se vacune más población estaremos mas protegidos a nivel global. Pensar en que las nuevas variantes serán más virulentas o letales es más difícil", resalta.

   Por su parte, González-Candelas indica que con este masivo contagio de COVID muchas personas presentarán inmunidad natural frente al virus y frente a esta variante, ahora predominante, lo que no significa, según incide, en que estas no puedan volver a infectarse, puesto que la inmunidad, incluso la natural, va disminuyendo con el tiempo.