Trabajadores esenciales afectados por la vacuna de AstraZeneca reclaman una indemnización y mayor visibilidad

Pedro García García, de la Asociación de Trabajadores Esenciales Afectados por la vacuna de AstraZeneka (ATEAVA), en su comparecencia ante la Comisión de Investigación de Vacunas del Congreso, en Madrid (España), a 28 de febrero de 2022. - CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Pedro García García, de la Asociación de Trabajadores Esenciales Afectados por la Vacuna de AstraZeneka (ATEAVA), ha reclamado que el Estado otorgue una "indemnización", así como que dé visibilidad, a las personas que han sufrido efectos secundarios graves tras recibir alguna de las vacunas contra la COVID-19.

"No somos negacionistas ni 'antivacunas', puesto que todos estamos vacunados, pero consideramos que un porcentaje mínimo de los vacunados ha tenido efectos secundarios. Queremos que el Estado reconozca evidencia, porque negarla es faltar a la verdad y una injusticia", ha defendido García este lunes durante su intervención ante la Comisión de Investigación relativa a la gestión de las vacunas del Congreso de los Diputados.

El representante de esta asociación, integrada por el momento por siete afectados de Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña, ha narrado su caso. Como profesor, fue vacunado con AstraZeneca en febrero de 2021, apenas dos meses desde el inicio de la vacunación al tratarse de un trabajador esencial, al igual que sanitarios, policías o bomberos.

Pese a que tuvo algunas dudas antes de vacunarse, principalmente debido a que la campaña de vacunación acaba de arrancar en todo el mundo, asumió que comportaba un "riesgo mínimo" y decidió vacunarse. "Si se hubieran descrito efectos secundarios graves entonces no sé qué hubiera hecho", ha reconocido.

García ha narrado que "días más tarde" de vacunarse ingresó en el hospital por trombocitopenia, una reacción secundaria reconocida de la vacuna de AstraZeneca que produce que el organismo cuente cuenta con pocas plaquetas. Las plaquetas (trombocitos) son células sanguíneas incoloras que intervienen en la coagulación de la sangre. Las plaquetas se agrupan y forman tapones en las lesiones de los vasos sanguíneos para detener el sangrado.

De hecho, a la postre, este efecto secundario provocó que finalmente la vacuna de AstraZeneca dejara de ser administrada en toda la Unión Europea debido a los riesgos que entrañaba, sobre todo en un determinado grupo de población.

"Pasé un mes en el hospital, me hicieron todo tipo de pruebas para ver cuál era el origen de los trombos. Toda evidencia apuntaba a la vacuna pero no tengo un informe que así lo constate. Un año más tarde de haberme vacunado, todavía sigo de baja y desconozco las secuelas que voy a tener a futuro", ha lamentado.

Pedro García ha denunciado que "buena parte" del personal sanitario que ha atendido a las personas con efectos secundarios graves por la vacuna reconocen que se deben a ésta pero que, sin embargo, no se les haga un informe médico donde se recoja: "Parece 'kafkiano' que en privado nos digan que es causa de la vacuna pero no nos hagan un informe médico".

Por todo ello, consideran "justo" que el Estado realice una indemnización a los afectados, "y más teniendo en cuenta que buena parte de los casos no se hubieran vacunado con AstraZeneca porque no les tocaba por edad". "¿Los poderes que nos animaron a vacunarnos pretenden obviar lo que la vacunación nos ha provocado?", ha resaltado.

García ha insistido en que su asociación no pretende "cuestionar" las vacunas, sino reconocer que "algunas o algunos lotes tienen graves efectos y causan graves enfermedades, incluso la muerte". En suma, solicitan que se investiguen los primeros lotes afectados de AstraZeneca para comprobar cuál fue el problema, si algunas personas con patologías previas debieron ser excluidas de las primeras etapas de la vacunación, que se financien "todos los medicamentos necesarios" para los afectados o que se tenga en cuenta su "casuística" para el Certificado COVID.

Por su parte, los diputados han mostrado su solidaridad con casos como el de Pedro García, como ha afirmado la diputada del PNV Josune Gorospe: "Lamento profundamente la situación que está viviendo, este vía crucis".

Pero también han defendido la importancia de la vacunación contra el coronavirus. "Ha sido un éxito, han conseguido paliar los efectos del virus, los efectos secundarios en general han sido más bien leves. Pero es importante saber el punto de vista de gente que ha sufrido más la vacunación. No son negacionistas ni antivacunas. Nos solidarizamos con su caso y el de más colectivos", ha defendido Gerard Álvarez i García, de ERC.

Mismo discurso ha tenido la diputada socialista Ana Prieto, quien ha loado la importancia del Sistema de Farmacovigilancia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que "facilita la recogida de la información sobre los efectos adversos que pueden producir los medicamentos". Igualmente, ha puesto en valor "la importancia de la vacunación" pese al caso de personas como Pedro García, ya que "han salvado muchísimas vidas".

Más información