El rigor mortis en gusanos ofrece una nueva visión de la muerte

GETTY - ARCHIVO

   MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

   Un gusano moribundo experimenta un rigor mortis temprano en el proceso de muerte, en lugar de después del evento principal, como sucede en los humanos, según un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de científicos de 'University College London' (UCL), en Reino Unido, y la Universidad de Washington, en Estados Unidos. El estudio, publicado en la revista 'Cell Reports', es el primer descubrimiento de rigor mortis en gusanos y proporciona una nueva visión del proceso de muerte 'organismal'.

   En términos legales y médicos, la muerte se define como el momento en que el corazón deja de latir o el cerebro para de funcionar. Pero desde una perspectiva biológica, la muerte involucra una serie de eventos que comienzan mucho antes y terminan en algún momento después de que una persona es declarada muerta. Un grupo de científicos ha utilizado una pequeña lombriz llamada 'C. Elegans' para descubrir los mecanismos implicados cuando los organismos multicelulares mueren, particularmente como resultado de la vejez.

   "La muerte celular ha sido ampliamente estudiada, pero se sabe mucho menos sobre la muerte de organismos completos, cómo ocurre, qué la desencadena y cuándo comienza y termina. Pero es extremadamente importante para entender las enfermedades mortales en los humanos, especialmente las causadas por el envejecimiento", dice el profesor David Gems, del Instituto de Envejecimiento Saludable de UCL, quien dirigió el equipo de investigadores.

PUBLICIDAD

   Los nuevos hallazgos muestran cómo la muerte se propaga a través del organismo a mediante el proceso de necrosis celular. En 'C. Elegans', las células moribundas desencadenan la muerte de sus vecinos a través de la liberación de calcio. Esto ocurre primero en el músculo, lo que lleva a la hipercontracción muscular y al rigor mortis, y luego se propaga al intestino, donde desencadena una oleada de fluorescencia de muerte azul que hace visible el paso de la muerte a través del organismo.

   "La forma en que la muerte se propaga de una célula a otra mediante el calcio es como una casa ardiendo", pone como ejemplo el autor principal, Evgeniy Galimov, también del Instituto de Envejecimiento Saludable de UCL. En los humanos, el rigor mortis (o la rigidez de la muerte) ocurre algún tiempo después de la muerte, y va seguido por una degeneración necrótica en la que los músculos se vuelven blandos nuevamente.

   Dicha necrosis es importante en la industria de la carne, ya que conduce al ablandamiento de la carne; ésta es la razón por la cual los cazadores cuelgan conejos y faisanes muertos durante varios días antes de cocinarlos. También se utiliza para estimar la hora de la muerte de cadáveres, en investigaciones forenses.

PUBLICIDAD

   EL RIGOR MORTIS COMIENZA MIENTRAS LOS GUSANOS ESTÁN VIVOS

   El nuevo estudio muestra cómo ocurre un proceso similar de contracción y relajación muscular en la muerte en 'C. Elegans'. "Lo que realmente nos sorprendió al principio fue que el rigor mortis en los gusanos comienza mientras aún están vivos. Pero luego nos dimos cuenta de que la muerte por insuficiencia circulatoria, como en los mamíferos, no ocurre en 'C. Elegans'. No es necesario un sistema circulatorio para obtener oxígeno para la respiración", apunta Galimov.

PUBLICIDAD

   "El 'C. Elegans' moribundo también se somete a lo que llamamos un fenómeno de 'golpe en el vientre' donde la contracción de la muerte en la cabeza lleva la faringe hacia atrás en el intestino, y el impacto desencadena la muerte celular", agrega el profesor Gems. El trabajo forma parte de un estudio más amplio sobre la biología de la senescencia, el proceso de deterioro con la edad, que ahora es la principal causa de enfermedad y muerte en todo el mundo.

   La evidencia del estudio sugiere que la disminución de la vejez está relacionada con la pérdida de la capacidad de las células de generar energía en forma de ATP. Cuando las células pierden la capacidad de fabricar esta energía, ya no pueden contener calcio dentro del músculo. Entonces, ese calcio se desborda, causando necrosis.

   "Descubrir el rigor mortis en los gusanos es emocionante, ya que destaca un paso clave en la cadena de eventos que van desde la edad adulta saludable hasta la muerte en la vejez. Nos ayuda a comprender la muerte en humanos y quizás en el futuro a prevenir la muerte en pacientes con enfermedades mortales", concluye el profesor Gems, cuyo siguiente paso será comprender cómo los cambios senescentes en la vida tardía desencadenan tales ondas destructivas de necrosis celular.