Por qué cada vez es más frecuente el 'Brazilian Buttock Lift' o aumento de glúteos de las Kardashian

KIM KARDASHIAN Y KANYE WEST GALA MET/GETTY

   MADRID, 16 (EDIZIONES)

   Es difícil que pase inadvertido el voluminoso trasero de cualquiera de las Kardashian. El caso es que estas hermanas han hecho aún más famosa si cabe una técnica estética muy de moda de cara al verano, el 'Brazilian Buttock Lift' o aumento de glúteos; la tercera más demandada por detrás del aumento de pecho y la liposucción.

   En una entrevista con Infosalus, el director del Instituto Pérez de la Romana, el doctor Federico Pérez de la Romana, explica que esta técnica está muy relacionada con la liposucción porque se realiza a partir de la grasa corporal que se extrae y se recoloca en la zona de los glúteos. Tiene gran éxito en Sudamérica y Centroamérica, de ahí su nombre.

   Principalmente, asegura que está indicada para personas que tengan glúteos planos, poco desarrollados o ligeramente caídos porque hayan adelgazado mucho, por ejemplo. Está más demandada por mujeres que por hombres, de mediana edad, según admite el experto en medicina estética.

PUBLICIDAD

   En concreto, indica que las hay de dos tipos: el aumento de glúteos con prótesis de gel de silicona fabricado especialmente para esta zona; o bien a partir de la grasa corporal que se ha extraído previamente mediante una liposucción de zonas hasta hace poco impensables de las que se podía quitar la grasa, como los brazos, la espalda, toda la zona del abdomen hasta las mamas, en todas las piernas, tobillo, o zona de sacro, por ejemplo.

   "Antes no se hacía la liposucción en esas zonas, sólo en el abdomen y en las caderas. Pero ahora con esta técnica, que retrae la piel en las zonas donde se quita la grasa, se hace en todo el cuerpo", afirma el experto en 'Brazilian Buttock Lift', quien asegura que la tendencia ahora son los cuerpos con curvas, y no la delgadez extrema de hace unos años.

   Sobre la forma de hacerlo, el doctor Pérez de la Romana indica que se trata de es una intervención muy segura, que se realiza con anestesia local y sedación. En primer lugar, indica que se realiza la liposucción, después esa grasa se trata en un aparato donde se depura, y la tercera fase consiste en inyectar la grasa en los glúteos.

PUBLICIDAD

   "Cuanto más pura sea la grasa más durará el resultado. Sí lo haces peor durará menos. En general el 20% o el 30% de la grasa infiltrada se reabsorbe y se pierde. Por lo que un año después de la intervención se puede repetir si algo de grasa se ha perdido", señala el director del Instituto Pérez de la Romana.

PUBLICIDAD

   VENTAJAS DE ESTA INTERVENCIÓN

   A su juicio, es mejor el tacto de un glúteo blando con grasa natural, que el que contiene un implante. Por eso, dice que él practica una combinación de ambas formas de desarrollar el 'Brazilian Buttock Lift': "Poner prótesis y en todos alrededores de ésta se pone la grasa corporal que se ha extraído mediante la liposucción y se ha depurado. De esta forma se disimula la existencia de la prótesis".

   La recuperación del aumento de glúteos, una intervención cuyo coste oscila entre los 6.000 y los 10.000 euros, tiene una duración total de entre unos 15 y 30 días, aproximadamente.

   "Hay que intentar hacer ejercicio cuanto antes. También hay que ayudarse de unas fajas de compresión especiales que comprimen las partes donde se ha quitado grasa y no las zonas donde se ha infiltrado, además de aplicarse masajes de drenaje linfático", indica, a la vez que el doctor Pérez de la Romana recuerda que no hay que sentarse los primeros días, sí sobre el muslo o sobre un flotador, ni tampoco dormir boca arriba, hay que descansar o bien de lado o boca abajo.

Entre sus riesgos indica que se encuentran el sangrado, la infección y las reacciones a la anestesia, aunque dice que éstas son muy poco frecuentes y por eso suelen administrarse tratamientos con antibiótico y mucha higiene.

   A su juicio, esta técnica cuenta con varias ventajas, y es que además de mejorar los glúteos dice que consigue una remodelación total del cuerpo eliminando la grasa que sobra, y que supone también otra de las preocupaciones de muchas personas de cara al verano. "Incluso esta grasa, también puede utilizarse para mejorar otras zonas, que se necesite rellenar, como arrugas en el rostro, o dar forma", precisa.